instagramicon twitericon facebookicon googleicon

LOGO CICAME

El "anagrama" que el Vicariato de Aguarico escogió para su identificación, es un sello correspondiente a las tribus indígenas que poblaron la Amazonía hace más de seiscientos años.

Existen dos tipos de "sellos", unos se utilizaban para pintar/tatuar sus cuerpos y con los que también pintaban  sus vestidos de "llanchama". Otros quedan plasmados en las diferentes decoraciones con las que pintaban las vasijas ceremoniales o las urnas funerarias.

El material del que está hecho es de cerámica. La parte más visible tiene la forma de rostro de persona, de la que salen una especie de salientes imitando a los rayos solares. Podríamos decir que es una representación del sol.

En la parte posterior, tiene un saliente para poder ser tomado con la mano y utilizado como sello. 

Su dimensión original es de 9 centímetros de alto por 6 centímetros de ancho. Fue encontrado en las orillas del río Conambo. En la actualidad forma parte de la colección arqueológica del Vicariato de Aguarico que se expone en el MACCO, que está en Coca.

Para el Vicariato Apostólico de Aguarico es el signo de la inculturación del Evangelio y del compromiso por descubrir las “Semillas del Verbo” en los pueblos y culturas amazónicas.

VisitasVisitas1373988

Teléfono 593 (06) 2880501 (02) 2257689 •  info@vicariatoaguarico.org