instagramicon twitericon facebookicon googleicon contabilidadNEW

HISTORIA 

ESCUELA FISCOMISIONAL 

"FRAY MARIANO DE AZQUETA" 

AÑO LECTIVO 2002-2003 

En la historia se dice que, en 1956, llegaron los primeros misioneros a la zona del Coca, y que en 1958 se contaba con ocho edificios: iglesia, residencia de los misioneros, casa para los trabajadores, una tienda, botiquín, dispensario, talleres de carpintería y escuela.

La Escuela Fiscomisional “Fray Mariano de Ázqueta” fue fundada en el año 1958, el día 15 de Enero, como Escuela Particular. El 27 de Febrero de 1960 pasa a llamarse Escuela Fiscomisional, sin Nombre, por decreto ministerial nº 4542. 

El 29 de Marzo de 1965, la Misión Capuchina, solicita a la Dirección Provincial de Napo, para que la escuela lleve el nombre de "FRAY MARIANO DE AZQUETA”, en memoria del abnegado misionero que perdió su vida en las aguas del río Napo. Esta petición fue concedida el día 30 de abril de 1965. 

Inició en 1958 con 27 alumnos y un profesor: Sr. Wilson Parra. En 1939 llegaron a 45 alumnos y como profesor el Sr. Oswaldo Flores. Desde 1961 a 1984 dirigen la escuela las hermanas Misioneras Lauritas. 

El primer local era un rancho construido con paja, guadúas y piso de chonta. Quedaba a unos 30 metros de distancia donde funciona la actual “Residencial Oasis." En el año de 1965 pasó a funcionar en el actual local. 

El primer Director con nombramiento desde el Ministerio, fue el Sr. Oswaldo Flores, desde 1961 hasta 1967. 

Entre los primeros alumnos que terminan sexto grado, en la historia se citan a Nelson y Mauro Castillo, coincidiendo con el Director Provincial de Educación actual. 

El jardín se inició el 4 de Octubre de 1978. 

Desde el año 1984 al 1991 dirigen la Escuela las hermanas Terciarias Capuchinas. La primera es la hermana Cristina Tamayo Ochoa y la que termina este período es la hermana Oliva Bedoya Muñoz.

A partir del curso 1991-1992 se les encomienda la dirección a las hermanas Escolapias. Inicia esta encomienda la Hna. Pilar Monreal, continuando hasta curso 1994-1995. En el curso 1995-1996 fue la hermana María Ángeles Romero la directora de la Escuela 

En 2002-2003 el número de profesores es de 17, con nombramiento del Ministerio; 14 de ellos como profesores de aula, una profesora de educación especial, un profesor de música y recientemente la que podría ser de Dirección, aunque por el momento solo es de docente. 

La secretaria y profesora de Inglés forman parte de la Institución, pero son bonificados por los padres de familia. Otra joven colabora como profesora de apoyo, con una ayuda a través de la Conferencia Episcopal, que remunera su trabajo. 

La hermana Luz Guiral, durante 4 años y la Hna. Mercedes Espinosa, trabajan por segundo año en la Escuela. Su trabajo, ha sido y es eminentemente pastoral: clases de religión en varios cursos y la oración “continua" al estilo de San José de Calasanz, con todos los cursos. Sin duda es una de las características fuertes como Institución Fiscomisional: formales en el sentido cristiano, como miembros de la Iglesia Católica. 

El nº de alumnos en la actualidad es de 545 con los del jardín. El trabajo con los profesores se lleva a cabo a través de cursos sobre las materias a impartir: metodología, talleres sobre relaciones humanas, la enseñanza de la Religión... Semanalmente hay un encuentro donde se informa, se planifica, se comparte y se estudia el folleto "Yo Creo", resumen del Catecismo de la Iglesia.

A los padres de familia se los compromete, cuando solicitan la admisión de sus hijos, a participar en el Taller de la Familia, Fuerza y Vida de la Comunidad. Este trabajo de formación se puede realizar gracias a la colaboración de todo el profesorado. Se lleva a cabo en seis sesiones, con trabajos en grupos y plenario. 

Cada vez que se convoca a los padres de familia se trabaja sobre un tema de formación: el hogar ideal, influencia de la televisión, ambiente afectivo que los niños necesitan para crecer, etc..... 

Un problema serio es la dificultad para admitir todas las solicitudes de cada año. Diría que se quedan sin atender más de cien familias y esta situación va en aumento. Solo en primer año de Educación Básica, al iniciar, en una mañana pueden quedarse sin admitir hasta 40 alumnos, añadiendo a éstos los que desean integrarse en los diferentes cursos. 

En los cursos de 1º y 2º, hay 35 alumnos por aula. De 3º a 7º, 40, más alguno que repite. En la admisión se da preferencia a los que tienen hermanos en la escuela. De 70 pueden quedar libres de 15 a 20. Y esos cupos libres se sortean entre los que solicitaron en su día 

El horario es según marca el Ministerio: de lunes a viernes, de 07:15 a 12:30. El Vicariato paga al Conserje, y ha solicitado algunos proyectos para mejorar instalaciones y ha aportado con algún equipo. 

La mayor dificultad, la he indicado ya, cómo atender a tantas familias que desean que sus hijos ingresen. Dan diferentes razones: que quieren que aprendan religión, que se les enseñe a rezar, que es la más barata ... ¿Hasta qué punto sentirán lo que dicen?. De lo que estamos seguros, es que es un buen campo para trabajar pastoralmente con padres, profesores y alumnos; motivo para dar gracias a Dios por el trabajo que nos ofrece y pedirle nos acompatte a realizarlo según sus planes. 

María Ángeles Romero

Escolapia

VisitasVisitas1419241

Teléfono 593 (06) 2880501 (02) 2257689 •  info@vicariatoaguarico.org